Another brick in the wall (acerca de “Monster #1” de Naoki Urasawa)

Leí Monster #1 de Naoki Urasawa. Últimamente estoy hablando bastante de manga porque estoy leyendo mucho manga.

No voy a reseñar ni nada parecido porque ya lo hizo Andrés Valenzuela en su blog. Simplemente quiero plantear ciertas preguntas que me fueron surgiendo mientras leía porque tal vez le sirvan a otro: ésta es mi estrategia para cuidarme de hablar de un manga del que sólo leí un tomo de dieciocho.

Bueno, el núcleo de mis preguntas reside en el hecho de la locación espacio-temporal del manga: Alemania Occidental, pre caída del muro (1986). Primera pregunta: ¿Qué incidencia tendrá la caída del muro? Porque hay una elipsis narrativa importante (en algún momento, la historia hace un salto de tres años: de 1986 a 1989) y entonces aparece un comentario del tipo “Nosotros pensamos que cuando se cayera el muro iba a estar todo bien pero al final eso no pasó”. El tomo 1 de Monster tiene fecha de publicación en 1995, así que podemos sospechar que se empezó a escribir fácil un año antes; Nox y La avenida del sol, dos novelas alemanas que también trabajan con el tema de la caída del muro, fueron publicadas por esos años. Evidentemente era un tema candente en ese entonces. ¿Cuánto jugará en lo subsiguiente? ¿Se hará alguna otra valoración? ¿Se tomará alguna posición en el manga?

Sigo. No spoileo nada si digo que la secuencia inicial del manga lleva al frente un dilema ético grandísimo de la actividad médica, tal vez un poco ruda o violentamente: ante dos urgencias simultáneas ¿a quién debe operar el mejor cirujano? Mientras que la primera vez el protagonista, Tenma, acata una orden de su jefe, en un segundo momento el que decide es él. Por lo que se puede ver, el resto de la historia del manga será la exploración de las consecuencias de esa decisión.

[Un excurso: vuelvo al nombre del protagonista. Tenma. Yo sé muy poco de japonés, pero conozco el kanji “Ten” que forma el nombre del protagonista. “Ten” está asociado con el cielo y sospecho que, por metonimia, con la divinidad (está en la “Ten Kai Hen” -La saga del cielo- que nunca se hizo de Saint Seiya y también es el kanji que le sale en la espalda a Akuma del Street Fighters, para los gamers). Nada, es una referencia que no puede escaparse si recordamos que a los médicos muchas veces se los acusa de jugar a ser Dios. ¿Se explorará ese costado en algún momento?]

El protagonista es japonés. Es un médico que se fue de Japón para poder dedicarse de lleno a la investigación y, en éste hospital ubicado en Düsseldorf al que viene a parar, lo consigue.

Éste tipo de detalles compone una historia que parece interesante (atendiendo, además, a la repercusión que tuvo el manga). Sin embargo, mientras leía, yo pensaba “¿Por qué el autor elige a un japonés en Alemania Occidental?”. Alemania Occidental: la parte buena, perdón, la parte capitalista de las dos Alemanias. ¿Qué idea se está filtrando ahí? Propongo una hipótesis: la monstruosidad moral también invade a los grandes capitales occidentales (el hospital es como una empresa). Si aceptamos eso, aceptamos, de fondo, que la moral japonesa es rectísima en comparación con esa otra moral que aparece como contrapunto.

Bien. Ésto no parece ir a ningún lado. Nunca pensé en algún lado adonde ir, quería más bien especular. Éstas son preguntas que me surgieron, ya lo dije. Espero que le sirvan a otro, también lo dije. Al avanzar la historia voy a ver si estaba acertado en mis cuestionamientos, o incluso en la relevancia de las preguntas.

Y hasta acá llego.

Anuncios

Publicado el junio 17, 2010 en Lecturas, Manga, monster. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Leí en algún lado que en el inconciente colectivo japonés, Alemania está relacionado con altísima calidad en medicina y de ahí que Monster esté ambientada allí (no puedo citar una fuente ni por puta así que puede ser fruta). Tampoco creo que tire abajo tu teoría, y aún si así fuere no deja de ser interesante. Me hizo sentir que pienso poco en lo que leo y doy mucho por sentado.

    Los dilemas morales relacionados con la medicina en el manga datan de muchos años, empezando por Black Jack de Tezuka, la diferencia es que acá suelen tener efectos paradójicos. Hablando de Black Jack, te recomiendo un manga sobre el sistema de salud japonés que te pone medio los pelos de punta (otra que los yankis): Say Hello to Black Jack. Lo poco que leí (un par de tomos creo) estaba bastante interesante.

    Me gusta

    • Lo de la alta calidad está claro: Tenma viaja con ese afán japonés de seguir mejorando como médico y de poder hacer investigaciones (comparativamente, si lo puede hacer en Alemania no lo puede hacer en Japón). Bien ahí con el dato.
      Del troesma Tezuka lamentablemente no leí demasiado. Black Jack lo tengo visto desde hace años y nunca le presté atención. Voy a darle una chance.
      Gracias por la otra recomendación. Me llevo deberes para casa.
      XD

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: