“And I am you and what I see is me” (acerca de “Arkham Asylum”, de Morrison y McKean)

Inversiones, de eso se trata.

Invertir a Batman: ponerlo junto con “los malos” (en un lugar en que las jerarquías o las oposiciones sean imprecisas) y que se borren los límites. Ponerlo contra su cordura y que se pierda la razón. Ponerlo contra su pasado y mostrar que su trauma no deja de repetirse (es un pasado que se “presentiza” constantemente). Parafraseando la cita de Alicia que abre la historieta: si Batman está en Arkham, debe ser porque es un criminal demente (“Arkham Asylum: a house for the criminally insane” dice el cartel de la puerta).

Invertir el género: Superhéroes. Un género con una cantidad de mandatos. Los ’80 fueron la época de los juegos con los superhéroes (Dark Knight Returns, Watchmen, The Killing Joke, Black Orchid y tantos otros). Tal vez sea por esa pulsión de las ficciones posmodernas de hacer que los relatos no dejen de lado su legibilidad (no dejen de ser consumibles por la gran masa) y sin embargo escondan (o simulen esconder) diversas capas de sentidos, multiplicidad de interpretaciones. ¿Por qué razón (social, psicológica, histórica, antropológica) este tipo de historietas fueron posibles (de ser producidas, de ser publicadas, de ser leídas) en esa década?

Invertir (en) el medio: apuestas. Es la década de la invasión británica. Los editores de la DC (sólo sé algo de su historia, desconozco si el resto de las editoriales siguió ese camino) importaron extranjeros (ingleses, no es un dato menor) para que piensen y hagan historietas (de superhéroes) que sólo podrían ser hechas por extranjeros (Watchmen, Black Orchid y más adelante Planetary me parecen posibles sólo para un extranjero que mira la historieta yankee de superhéroes con distancia crítica -e inglesa, que no es poco-).

Invertir los protagonismos: la casa. ¿Es una historieta de Batman? No: es sobre el loquero de Gotham. El interior de la casa “nubla la mente”, dice el Sombrerero, el interior de la casa hace posible una religión de la electricidad, un Joker que parezca cuerdo, que a Batman le toquen el culo.

Invertir los tiempos: en la locura de Cavendish, la historia de Amadeus Arkham es suya propia, que vuelve a ocurrir a partir de la existencia del mismo Batman (algo parecido pasa con los villanos: Batman y los otros se necesitan para ser, para definir sus límites por contraste).

Comentario final: como historieta de superheroes, “Arkham Asylum” es bastante excéntrica. No sólo porque su guión es del excéntrico Grant Morrison (que parece que está como pez en el agua), ni porque el dibujo (¿cómo decirle a eso?) es del excéntrico Dave Mckean (que encuentra en la demencia del adentro de Arkham una excusa perfecta para liberar su instinto plástico). No. Lo es además porque juega a la excentricidad: en tanto que historieta de superhéroes (que diga “Batman” en la portada es suficiente para ubicarla aunque sea tentativamente en el género) es dóblemente excentrica, porque el protagonista principal no es Batman sino la casa y por el estilo que despliega el dibujante, alejado por completo de las convenciones gráficas (de puesta en página, de técnica de color y línea, etc.) del género.

Leerla es una experiencia súmamente estimulante: la narración visual explota las posibilidades de la plástica saturando por momentos la percepción y el relato está estructurado con maestría, abundando en juegos de repeticiónes, en la presencia de símbolos, en consonancias entre las dos historias (no tan) paralelas, obligando al lector a mantener una concentración máxima para poder encontrarlos.

(¿Encontrar qué? No sé. No sé si hay 4, 10 ó 33 símbolos esperando a ser leídos. Cada lectura hace sentido por sí sola y a partir de las zonas de tensión que encuentre el lector en ese momento, y no gracias a un “contenido latente” esperando a ser “desenterrado” por un “lector-arqueólogo”.)

Basta de “hablar de”. Es el momento de pasar a la acción, de pasar a la lectura.

Anuncios

Publicado el agosto 19, 2010 en Batman, Dave McKean, Grant Morrison. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: