Lo que dejó el Congreso

Ayer terminó el Primer Congreso Internacional de Historietas.

La marca del congreso fue la heterogeneidad: en un campo de estudios nuevo, no recién descubierto pero sí resucitado hace poco, no hay una forma definida (y oficial) de construir a su objeto (la historieta) y de estudiarlo, por lo tanto gente de disciplinas muy diferentes presentó ponencias muy diferentes. Eso inicialmente lo veo como algo bueno: en la multiplicidad de miradas se forma un intercambio sumamente productivo.

La otra marca, me parece, fue el hecho de que asistiera mucha gente “no académica”. El hecho de ver este punto habla de que estoy acostumbrado a ir a congresos a los que sólo asisten sujetos con un saber (y un hacer) académico, en los cuales el diálogo es muy poco o muy técnico. En este congreso de miradas diferentes también se pudieron escuchar voces diferentes, lo cual también me pareció muy productivo, porque eso quiere decir que la idea de “congreso” como intervención social funcionó. En las distintas mesas de ponencias hubo debate (en algunos casos un poco apurado por el tiempo, que siempre es tirano) y, según creo, esa es la muestra de que las ponencias, en tanto discursos que comunican un saber, funcionaron por sobre todo en su faz comunicativa.

Fue interesante, aunque tuvo sus complicaciones lógicas, el intercambio que se dio con los investigadores brasileños. Escucharlos requería de mucha concentración (porque la gran mayoría de ellos no hablaban en español, ni siquiera en portuñol) pero algunos dijeron cosas muy interesantes.

Después están los fetichismos, ¿no? Yo nunca había visto de cerca a Trillo, a Sasturáin, a Quique Alcatena o a Steimberg, y eso siempre está bueno. También me enteré de gente de cuya existencia mi vasta ignorancia no daba cuenta, como Peter Kuper o Felipe Hernandez Cava.

Y por último está el valor histórico y fundacional de este congreso. Que uno, al calor de los acontecimientos, no lo nota, pero, si se consolida un campo de estudios con relativa estabilidad y solidez institucional, este congreso habrá sido el primero, el pionero.

El saldo, me parece obvio decirlo ya, es más que positivo.

Anuncios

Publicado el septiembre 26, 2010 en De bueyes perdidos y otras flores. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Muy bueno el resumen del congreso, que de haberme enterado hubiera ido para pispear un poco.
    Saludos y felicitaciones por la página. No la conocia, pero ahora la voy a seguir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: